El fotógrafo regresa a África 10 meses después

El fotógrafo Sasha (http://sasha.click/) que se autodefine como un fotógrafo que retrata maravillosas criaturas se reencuentra 10 meses después con los niños a los que fotografíó para su último proyecto. El pueblo africano en cuestión está ubicado en el sur costero de Gambia y se llama Island o California, es una aldea rural muy humilde sin agua corriente ni tendido eléctrico. Gambia comparte con el resto de naciones de África Occidental un pasado asociado al mercado de esclavos, que fue el factor clave para el emplazamiento y mantenimiento de una colonia en el río Gambia, primero mantenida por portugueses y más tarde por el Imperio Británico. El 18 de febrero de 1965, Gambia logró su independencia del Reino Unido y desde entonces el país ha disfrutado de una relativa estabilidad política, con la excepción de un corto período de dictadura militar en 1994.

 

 

 

 

En este viaje, uno de los propósitos era reencontrarse con los más de cien niños a los que fotografió en el anterior viaje para hacerles entrega de la fotografía en papel donde aparecía cada uno de ellos. Foto K se hizo cargo de la producción de las fotografías. Según cuenta Sasha al regreso de esta aventura, “la experiencia fué conmovedora, son personas que sobreviven con lo indispensable y un retrato propio no lo tienen, nos pareció interesante la pequeña aportación y la entrega de la fotografía creó un oasis de felicidad”. El fotógrafo pudo durante su estancia colaborar con una pareja de ingleses  que ha construído un pequeño colegio para los niños, y su idea es hacer una exposición para poder recaudar fondos y con ello ayudar un poquito a los habitantes de este poblado de Gambia.