Con motivo del eclipse lunar total del próximo 21 de Enero conocido como “luna roja” o “luna de sangre” te dejamos un artículo de David Noton en el que te da cinco consejos para fotografiar la luna roja.

Esperemos que podáis probarlos y que podáis enseñarnos los resultados si el tiempo acompaña este próximo día 21.

CINCO CONSEJOS PARA FOTOGRAFIAR EL PRIMER FENÓMENO LUNAR DE 2019: LA “LUNA ROJA”

DAVID NOTON, RECONOCIDO FOTÓGRAFO DE PAISAJES Y EMBAJADOR DE CANON

 

A primeras horas del próximo 21 de enero, podremos disfrutar de un eclipse lunar total, conocido como “luna roja o de sangre”. Si los cielos están despejados, la Luna se verá de color rojizo, debido a que la luz procedente del Sol será bloqueada por la Tierra, al colocarse entre ambos, y solo estará iluminada por la luz solar reflejada por la Tierra. Este poco habitual fenómeno será visible desde diferentes partes del mundo, incluidas las zonas norte y occidental de Europa y, por supuesto, España.

 

El Embajador de Canon y afamado fotógrafo de paisajes David Noton nos ha proporcionado cincoconsejos para que los tengamos en cuenta cuando vayamos a fotografiar este eclipse lunar.

 

Luna roja, David Noton

Salida de la Luna, por la noche, sobre Pinnacles, Parque Nacional Nambung, cerca de Cervantes, Australia Occidental. Canon 5D Mark III, objetivo 17 mm TS-E, 30s f/5,6, ISO 6400.

 

  1. Descárgate las aplicaciones adecuadas para estar bien informado

La posición del Sol en el cielo a cualquier hora del día varía mucho dependiendo de la latitud y la estación. Esto no ocurre así con la Luna, puesto que su desplazamiento por el firmamento está gobernado por su compleja órbita elíptica alrededor de la Tierra. Esa órbita resulta en variaciones mensuales, más que en variaciones estacionales, ya que la Luna se desplaza en función del ciclo lunar. El resultado se plasma en grandes diferencias en su horario de aparición y su trayectoria en el firmamento. Afortunadamente, ya no tenemos necesidad de consultar tablas complejas, sino que podemos descargarnos una aplicación en nuestro móvil. Por ejemplo, la llamada Photographer’s Ephemeris nos resultará útil para conocer las horas de salida y puesta, dirección y fases de la Luna, mientras que la aplicación Photopills ofrece una información completa de la posición de la Luna en el cielo.

 

Con estas dos aplicaciones, tengo previsto fotografiar la luna roja este mes de enero desde la Costa Jurásica, en el condado de Dorset (Reino Unido), reconocida como Patrimonio de la Humanidad. Mi intención es fotografiar la luna roja durante el eclipse total (entre las 4,41 y las 5,43 horas GMT) cuando estará más alta en el cielo, en dirección suroeste.
Luna roja, David Noton

Superluna saliendo en Durdle Door, Jurassic Coast, Dorset, Inglaterra. Canon 5D Mark II, objetivo TS- E 24 mm 30s, f/8, ISO 800.

©David Noton

 

  1. Invierte en un objetivo con un zoom óptimo

Básicamente, hay dos posibilidades: hacer fotos con un objetivo angular para captar la Luna en el contexto de un paisaje, o captar una imagen en la que la Luna llene prácticamente la totalidad del encuadre, de forma que podamos ver cada uno de los cráteres en la superficie agujereada e irregular de nuestro satélite. Esta última opción suele estar normalmente reservada a los astrónomos, quienes utilizan potentes telescopios, pero yo dispongo de un teleobjetivo muy largo para cámaras réflex digitales (DSLR) de formato completo, con una longitud focal de unos 600 mm, por lo que puedo hacerlo, dependiendo de la composición que elija. Tengo intención de utilizar una cámara Canon
EOS R con un objetivo EF 200-400 mm f/4L IS USM con un multiplicador 1,4 x, además de con mi preferido y fiel compañero, el 24-70 mm f/2,8 L III para las tomas angulares.

 

  1. Utiliza un trípode para captar los detalles más precisos

En cuanto intentes encuadrar la escena, te darás cuenta inmediatamente de una cosa: el seguimiento de la Luna resulta francamente todo un reto, ya que se mueve por el cielo a una velocidad sorprendentemente rápida. Puesto que con casi toda seguridad estarás utilizando un teleobjetivo para hacer tus fotos, resulta fundamental que inviertas en un trípode muy estable y sólido para poder así captar la mejor imagen posible. Aunque te pudiera atraer hacer fotos de la Luna con la cámara sujeta con las manos, no olvides que se encuentra a más de 384.000 kilómetros de distancia y que incluso aunque utilices una velocidad de obturación muy rápida, los efectos de los movimientos más ligeros se multiplican.

 

  1. Integra la Luna en tu paisaje

 

Aunque las imágenes en las que la Luna aparece muy grande en el encuadre pueden mostrar bellos detalles, son básicamente imágenes con interés astronómico. Personalmente, a mí me atrae más utilizar el encanto lunar como un elemento de mis paisajes e, incluso, utilizar la luz de la Luna como fuente de iluminación.

the moon over Cathedral Cove at dawn, nr Hahei, Coromandel Peninsula, North Island, New Zealand. (NR)

©David Noton

 

Esto último es algo difícil, puesto que la cantidad de luz que refleja la Luna es escasa, mientras que la superficie lunar resulta muy luminosa en comparación. Hasta ahora, la práctica de la fotografía nocturna implicaba exposiciones muy, muy largas, pero con cámaras como la Canon EOS-1D X Mark II, EOS 5D Mark IV y la recién lanzada Canon EOS R, que son capaces de conseguir unos resultados espectaculares con poca luz, se ha abierto un nuevo mundo de oportunidades para la fotografía nocturna.

 

  1. Controla con precisión la velocidad de obturación más adecuada para el motivo que vas a fotografiar

Los resultados más evocadores y genuinos cuando se utiliza la luz de la Luna en retratos de paisaje se producen cuando su luz se equilibra con el crepúsculo en el cielo a su alrededor. Estas imágenes ofrecen un atractivo, sentimiento y credibilidad muy sutiles.

 

Por definición, cualquier escena que incorpore un ángulo de visión medio o angular mostrará la Luna como un pequeñísimo punto de luz, pero aun así su presencia se notará. Nuestros ojos se centrarán en él, por muy insignificante que parezca. Por supuesto, la cuestión de la velocidad de obturación siempre estará ahí: si utilizas una velocidad de obturación demasiado lenta, apreciarás un rastro lunar antiestético y poco perceptible, incluso con un objetivo angular.

La Colina de Wawel con la Luna sobre las torres de la Catedral al anochecer y Memorial de la II Guerra Mundial. Soldados polacos en el frente, Cracovia, Polonia. Canon 1Ds Mark II, objetivo 70-200 mm. Combinación de 2 exposiciones.

©David Noton

En una noche clara, resulta esencial controlar con precisión la velocidad de obturación de la cámara, para que puedas captar la Luna con una velocidad de obturación lo suficientemente rápida como para congelar el movimiento y evitar que salga desenfocada. La velocidad de obturación depende de la longitud focal del objetivo que utilices, pero si utilizas un teleobjetivo y la Luna llena el encuadre de la cámara tendrás que utilizar una velocidad de obturación en torno a 1/250 de segundo. Utiliza una técnica adecuada para la ocasión junto con alguna cámara de calidad, como la Canon EOS R, ¡y quizás podrías llegar a ver las doce cámaras que dejaron abandonadas los astronautas de la NASA en la década de los 60!

 

 

Michael Burnhill, European Technical Support Manager, Canon Europe, explica: “Fotografiar la Luna puede ser complicado, incluso si la fotografías con un fondo del cielo nocturno o un paisaje, no es fácil conseguir la exposición correcta. Por tanto, es recomendable usar el ahorquillado de exposición o, mejor aún, disparar en RAW para poder hacer la compensación de la exposición después, en la posproducción.

Todas las cámaras Canon EOS recientes cuentan con función de reducción del ruido, que puede activarse en el menú de ajustes de la cámara. Esto es importante para intentar reducir el ruido que puede aparecer durante las exposiciones largas.

En cuanto a los objetivos, cuando tienes una Luna de Sangre como esta, hay dos opciones. O bien utilizas un teleobjetivo o un gran angular, dependiendo de lo que quieres conseguir. Un teleobjetivo te aporta el detalle, mientras que un gran angular te permitirá incluir una escena mayor en el encuadre”.

 

 

Acerca de David Noton:

 

David Noton, que cuenta con un impresionante portfolio de imágenes de paisajes y viajes, incluidos varios premios BBC Wildlife Photographer of The Year (Fotógrafo del Año de Fauna Salvaje y Naturaleza de la BBC), lleva más de tres décadas liderando su especialidad.

David Noton

Tras 34 años como fotógrafo profesional, David sigue especializado en fotografía de paisajes y de viajes, con equipo Canon preferido, como la EOS 5DS R y EOS 5D Mark IV y el EF 24-70 mm f/2,8L II USM.